viernes, 30 de diciembre de 2016

EL MISTERIO DE EXISTIR


(1914-1999)

Sabio y sereno, en el tramo final de su vida, el escritor Adolfo Bioy Casares, confesó un día -después de tantos libros leídos, pueblos recorridos y mujeres conquistadas- que nada, salvo el sabor del pan sobre la mesa o el olor del césped recién cortado, le infundian emociones más intensas para seguir aferrado el pasajero misterio de existir.
Asombrado y abrumado por su propia gratitud, Bioy se preguntaba que resulta curioso y paradójico que en cosas tan simples resida el auténtico goce de vivir.